Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo pagar?

En la tienda, a través de Mercado Pago, con el método de pago que elija (tarjeta de crédito, débito o pago en agentes).
También puede optar por pagar en efectivo, débito o crédito, si la opción elegida es retirar en el local.
En el caso de envíos, el pago contra reembolso es en efectivo o tarjeta.
Las compras superiores a $3.500.- tienen la opción de envío sin cargo a La Plata o Gran la Plata.

¿Cuáles son las formas y tiempos de envíos?

En el proceso de finalización de compra se preguntarán algunos datos obligatorios. También existe un campo para realizar observaciones (horarios preferentes de entrega y cualquier otra aclaración pertinente).
Una vez realizada la compra, en un plazo de 48 horas, un vehículo de la empresa entregará la compra en el domicilio señalado.
Los envíos están disponibles para La Plata y Gran La Plata. Antes de realizar una compra desde otro punto, rogamos comunicarse al 0221- 421 3361

¿Cómo corroboro la fecha de vencimiento de un matafuego?

Los matafuegos requieren un mantenimiento anual. Puede verificar la fecha de vencimiento en la oblea OPDS o en el sello IRAM.

Tarjeta OPDS
Tarjeta IRAM

¿Qué tipo de matafuego necesito?

Tipos de matafuegos

Para elegir el adecuado, debemos saber qué modelos de matafuegos hay y cuál se recomienda para los diferentes tipos de incendios. A continuación se describen cada uno:

  • Clase A: son los que corresponden a fuegos producidos en sólidos, es decir en materiales combustibles ordinarios como papel, madera, tela, goma y la mayoría de los plásticos. La calificación numérica de este tipo es 2-A. Esto significa que estos matafuegos pueden extinguir el fuego tanto como 2 y medio galones de agua en materiales combustibles ordinarios.
  • Clase B: son aptos para apagar un incendio que se desarrolle en líquidos inflamables o combustibles y gases, como por ejemplo nafta, kerosen, gasoil o grasa. La calificación numérica para este tipo de extintor es 10-B, lo que significa que puede disminuir el extintor de incendios de la zona de alrededor de 10 metros cuadrados.
  • Clase C: son adecuados para incendios que afecten a equipos eléctricos energizados, como por ejemplo los electrodomésticos, cables o interruptores automáticos que podemos tener en nuestra casa. El código de este tipo de extintor C nos garantiza que estamos en presencia de un matafuego cuyo agente extintor es no conductor.
  • Clase D: se dedican solo a los incendios que implican metales combustibles como magnesio, titanio, potasio y sodio. Estos metales se encuentran comúnmente en el laboratorio. Este tipo de matafuegos no tiene calificación numérica.
  • Clase K (para cocinas): estos matafuegos (extintores) son los que deben preverse en cocinas comerciales. Contienen una solución a base de acetato de potasio, para ser utilizados en la extinción de fuegos de aceites vegetales no saturados. La fina nube vaporizada previene que el aceite salpique y ataca solamente la superficie del fuego. Los extintores a base de acetato de potasio para fuegos de clase K fueron creados para extinguir fuegos de aceites vegetales en freidoras de cocinas comerciales.

Además de los tipos de extintores mencionados, también hay matafuegos que sirven para varias situaciones. Un ejemplo de ello es la clase A, B, C, recomendada para edificios y otros lugares donde pueden presentarse distintos tipos de incendios.

Tipos de extintores

  • De agua: apropiados para fuegos de tipo A, siempre en lugares donde no hay electricidad. Hay que tener presente que el agua no sirve para fuegos de combustibles líquidos como la nafta o el aceite, ya que al ser más densa que estos líquidos el combustible se situaría encima del agua y no afectaríamos el fuego que debemos apagar.
  • De agua pulverizada: son ideales para apagar fuegos de tipo A y también pueden ser apropiados para fuegos de tipo B. No deben usarse nunca en presencia de corriente eléctrica, dado que el agua podría provocar una electrocución. Este tipo de extintores es bueno fuera de las casas, donde no existe riesgo eléctrico, por ejemplo, jardines, parrilleros, etc.
  • De espuma: ideales para fuegos de tipo A y B, del estilo que usan los bomberos al rociar con espuma. Al igual que el anterior, es peligroso en presencia de electricidad.
  • De polvo: es el tipo más común y usado en cualquier edificio. Es indicado para fuegos de tipo A, B y C y, al ser de polvo, evita el riesgo eléctrico. Es el más recomendable para casas, oficinas o cualquier edificio.
  • De CO2: el CO2 es un gas y, por lo tanto, no conduce la electricidad. Este tipo de extintores son aptos para fuegos de tipo A, B y C. Suelen ser usados donde existen elementos que pueden hacer que el extintor cause más daño que el fuego. Por ejemplo: si usamos un extintor estándar en un lugar donde el valor de los materiales es muy alto (como un laboratorio con máquinas muy caras), podríamos estropearlos con la espuma o el polvo. Eso se evita con este tipo de extintores, ya que al ser un gas no daña los equipos.

¿Qué es el sello IRAM?

La certificación IRAM permite asegurar que los materiales cumplen con los requisitos que exigen las normas técnicas. El sello IRAM es un sistema de certificación que evalúa los procedimientos de control de calidad de la fábrica (materias primas, proceso y producto terminado), el equipamiento de su laboratorio de ensayos y la calificación del personal destinado a estas tareas, por lo que asegura el cumplimiento con las exigencias de las normas y permite que el producto satisfaga los requerimientos de sus clientes.
IRAM es el organismo con más experiencia en la certificación de productos en la República Argentina y el primer organismo de certificación en ser acreditado por el Organismo Argentino de Acreditación (OAA). El sello IRAM de conformidad con norma IRAM fue el primer sistema de certificación de productos de Argentina y Latinoamérica, es reconocido en el ámbito regional y permite a las empresas lograr un mejor posicionamiento en los mercados, lo que facilita y promueve la exportación de sus productos. 

Si necesita información sobre recargas, haga click en la siguiente imagen:

Ante cualquier otra duda, comuníquese con nosotros